Descarga BIBLOS

EnglishFrançaisItaliano

Biblos para particulares, escuelas, asociaciones y imprentas

Utilizamos cookies de terceros. Al continuar navegando, usted acepta el uso de cookies por nuestra parte. Más información.

Limoni e Agrumi non trattati, direttamente dal coltivatore al consumatore. Il Giardino dei Limoni, la garanzia di mangiare agrumi sani e naturali, dalla buccia al succo, fatti crescere con la terra, l'aria e il sole della Sicilia.

Quién Soy

Giuseppe sentado en el escritorio (24 febrero 2013)

Mi nombre es Giuseppe Di Grande y nací en 1973. Vivo en Avola (Siracusa) y tengo un diploma en Ciencias Sociales. Me encantan los ordenadores y la programación. Tengo más de treinta años de experiencia en tecnología de la información y desarrollo de software. En 1985 empecé a usar mi primer ordenador doméstico. Trabajé como diseñador gráfico en televisión privada y tuve varias experiencias de trabajo. Hoy en día la programación es mi profesión y es la herramienta para expresar toda mi creatividad.
Soy un visionario, aunque lo sea o porque soy ciego. Estoy técnicamente involucrado en braille, accesibilidad y usabilidad. Tengo una predisposición particular a la resolución de problemas y al pensamiento computacional. Creo que un profesional respetado debe anteponer la ética. Me interesan las redes sociales y la comunicación. Sigo las innovaciones y las nuevas tecnologías. Leí muchos libros, tanto que colaboré con una pequeña editorial. Me encanta cocinar y hacer pan; desde 2013 también he adoptado una dieta vegetariana. Soy sensible a la injusticia y apoyo firmemente el hecho de que el medio ambiente es el primer ser natural respetado. Soy moderadamente antipático, muy curioso y tengo mucha intuición. También creo que tengo un espíritu de liderazgo con un fuerte sentido del humor a mi lado.
Prefiero pensar y actuar con mucho antes que hablar o expresarme en público. Soy consciente de que la comunicación es un arte, pero también sé que para comunicar bien a cualquiera que necesite preparación y estudio. Este sitio y mi software son un sabio ensayo de lo que sé hacer (especialmente Biblos). A continuación se presenta la historia con los puntos más destacados de mi crecimiento informático.
Para propuestas de trabajo o colaboración puedes utilizar la página Contactos.

El inicio con Commodore 64

Era 1985 y tenía 12 años. El 14 de diciembre mis padres me compraron mi primer ordenador de casa: Commodore 64. Era el juguete, para ellos; para mí era el fin de la infancia y el principio de mi amor por la informática.
En esos años aprendí el Lenguaje Básico y el Lenguaje de Máquina para el C64. Programé su Microprocessor MOS 6510 en virtud de códigos numéricos. Curiosamente suficiente para eso ordenador nunca usé el Assembly.
Junto con la programación también hice gráficos. Creé software para dibujar personajes, sprites y fondos, y creé animaciones que poblaban los videojuegos que intenté crear. Ahora no voy a traer la charla sobre reminiscencias nostálgicas de los años que fueron, pero entonces para encontrar información útil fue realmente un gran esfuerzo. Especialmente para mí que vivía en Avola, un pequeño pueblo al sur de Siracusa. El Internet todavía no existía - ¡que haya Internet bendito! Entonces experimenté solo y aprendí comprando por correo electrónico a mano de Jackson.
Para mí, los videojuegos eran obras de arte que había que observar en lugar de jugar. Compré videojuegos en casete: el primero fue Ghostbusters de Activision. Las nociones que aprendí de los libros eran bastante complejas, pero sin darme cuenta las leí y las entendí, formando mis conocimientos y canalizando mi pasión hacia la difícil profesión de programador. Creo que el manual del C64 fue una verdadera obra de arte, especialmente por la información técnica sobre las ubicaciones de memoria que proporcionaba en el apéndice.
Recuerdo que el programa que usaba para dibujar mis sprites -escritos por mí- me permitía trabajar con 64 sprites simultáneamente en la pantalla (básicamente el C64 tenía 8 sprites). Utilicé la técnica de interrupciones ligadas al seguimiento rasterizado de la pantalla, con un código escrito forzando las cosas en lenguaje de máquina.
A Genias, una casa de software en Bolonia, para hacer mi aviso envié dos demostraciones, de las cuales un videojuego completo. No me atrevo a recordar lo que escribí en la carta que los acompañaba. Genias me negó las dos demostraciones, pero me animó a continuar. Estaba completamente desinvitado, porque pensé que estaba enviando sólo un sabio de lo que sabía que estaba haciendo, y no juegos de video completos. Me imaginé que los que habían analizado mis creaciones se centrarían en las técnicas utilizadas y no en el producto final. Fui travieso, por supuesto. Yo era joven y tenía ideales que no estaban exactamente alineados con la realidad. Pensé que mis demostraciones podían mostrarme mis habilidades, pero tenía destinatarios equivocados porque una casa de software no estaba buscando talento, sino productos terminados para distribuir.
El lugar de residencia no ha ayudado ciertamente a mi crecimiento de el ordenador. Fue realmente difícil viajar en los circuitos informáticos de aquella época viviendo en un pequeño país del sur de Italia, muy descentralizado en comparación con la agitación informática de aquellos tiempos. Pero de alguna manera estaba dentro, estaba completamente inmerso y me forjé con todo el entusiasmo y las decepciones de la época.

Un Ordenador como Amiga

Creo que fue el año 1989 que me dio a conocer mi segundo ordenador: Commodore Amiga 500. Mientras tanto, yo trabajaba en una tienda de informática en mi país y Amiga era la continuación natural de mi pasión por los ordenadores. Miré a los PCs y no me pareció que fuera una gran cosa, mientras que con Amiga era amor a primera vista. El hardware en Amiga era extraordinario. Más potente que el anterior C64, Amiga fue el siguiente paso en la producción de gráficos superiores. Estaba programando en Basic, con Amos (algo más que Basic) y, sobre todo, en Assembly. El microprocesador Amiga era un Motorola 68000, prácticamente un mito de 32 bits. También usé los otros chips - Paula, Denise, Gary - que hicieron de ese ordenador algo excepcional en ese momento.
Esta vez estaba dibujando los gráficos con Deluxe Paint III y IV, un software de gráficos 2D. Mientras que algunos programas de apoyo fueron escritos con Amos. Todos los datos luego los inserté en código escrito en puro Assembly. Había hecho un borrador de un videojuego de fantasía, inmaduro pero bien hecho. Era un multiparalelo con colores muy góticos. Técnicamente, un paralaje multilínea de 48 plantas para el suelo, donde se movía el sprite del personaje principal, cinco niveles de paralaje para las nubes, los colores del cielo se difuminaban gracias al Copper y los fondos de pantalla completa que se dispersaban gracias a la Blitter.
Envié un disco flexible con la demostración a The Games Machine, una revista mensual que revisa los videojuegos, pero el paquete me devolvió porque permaneció en stock demasiado tiempo en su buzón.
En la tienda, mientras tanto, yo reparaba el C64, soldaduras y desoldadura de virutas. Me hubiera gustado haber formado un equipo de desarrollo que creara videojuegos, pero la idea seguía siendo así. En vez de eso, les di a los personajes de los videojuegos vidas interminables, cambiando su código, porque el deseo de descubrir los gráficos de los videojuegos enteros era demasiado fuerte. Además de los videojuegos modificados añadí algunas de mis propias introducciones, sólo para dejar una etiqueta de reconocimiento.

Entre cámaras, RVM y ordenadores

En algún momento, alguien se dio cuenta de que sabía hacer gráficos, así que en 1991 trabajé para Teleuno Tris, una televisión privada de Siracusa. Ese trabajo fue emocionante, no tanto por los gráficos que siempre diseñé con Deluxe Paint, sino por el resto de la tecnología que se utilizó para la post-producción de videos y comerciales. De hecho, después de unos meses de allanamiento de morada, utilicé toda la tecnología que estaba a mi alrededor. Recuerdo como si fuera ayer cuando le pregunté a mi amigo Luigi Bianca -el director artístico de la televisión- si me regaló una cinta RVM para que me dejara probar la edición de videos. Viendo que podía hacer eso, bajo su supervisión empecé a postproducir publicidad. De hecho, después de un tiempo era normal verme hacer gráficos con la edición de videos y audio.
Los años entre 1991 y 1993 fueron francamente frenéticos y emocionantes, el ambiente televisivo me permitió expresar la creatividad que brotaba dentro de mí. En esos dos años también empecé a aprender a hacer el Disc jockey, mezclando discos de vinilo con dos hermosos Technics SL1210.
Abandoné ese trabajo por las dificultades económicas de la pequeña televisión, por lo que comenzó a no pagarme .

El PC y el País de las Maravillas

A finales de 1993 volví a trabajar en la tienda de informática, que desde entonces había cambiado de propietario. Fueron los primeros días en que mi amigoEnzo Grillo, mi colega, había comprado la tienda y buscaba colaboradores. Por supuesto, no era realmente la mejor manera de volver a una tienda después de trabajar en la televisión, pero acepté y así comenzó el período cuando compré mi primer PC.
Era un PC IBM compatible con el procesador Intel 486 a 66Mhz. Amiga, sin embargo, siempre permaneció en mi corazón y en mis cuerdas. De hecho, los usé a ambos. Creo que es fácil adivinar los lenguajes de programación que empecé a utilizar: Assembly, presente en la convocatoria; Quick Basic, moderadamente; Turbo Pascal, nada mal en absoluto. Quién sabe por qué con Basic siempre he tenido una relación fría, sólo lo suficiente: nunca me ha entrado en el corazón. Estuve en contacto con MS-DOS y el hardware de la máquina con mi PC. Mi experiencia con los ordenadores Commodore me permitió explorar el serpenteo más secreto de eso nuevo ordenador.
Revuelto como un calcetín, estaba explorando el potencial de ese nuevo procesador con su velocidad, lo que me permitió probar nuevas técnicas para crear gráficos tridimensionales. De hecho empecé a escribir software y crear algunos efectos gráficos, fascinado por algunas competiciones a nivel europeo en las que programadores, diseñadores gráficos y músicos son desafiados por la fuerza de la hermosa Demo.
Seguí haciendo el DJ, acercándome a los dos Technics en el ordenador. Aquí en el pueblo creo que fui el primero en digitalizar y mezclar música con un ordenador. Colaboré con algunas radios y mientras tanto me uní a un grupo musical.
La banda hizo música rap. Mi papel era bastante inusual porque mi instrumento era el ordenador. De hecho, escribí en un tracker toda la música que no se podía tocar con los instrumentos disponibles para la banda. Nos llamamos Rappubblica y también tuvimos algunas exposiciones en la plaza.
A mediados de 1995 compré óleos y colores para tratar de pintar algo. Me gustó la idea de transferir las creaciones gráficas que hice a mi ordenador sobre tela, aunque sólo sea para intentar hacer algo que aún no había explorado.
A finales de 1995 y principios de 1996, perdió la vista. Fue el período en el que Microsoft presentó su Windows 95, que era un sistema operativo que dio un salto significativo en la calidad de su PC.
El único arrepentimiento que tengo de esos años es que nunca me he acercado a los ordenadores de Apple. Después de leer la historia de Steve Jobs, me hubiera gustado haber capturado la locura de ese genio y hacerla mía. Sólo ahora comprendo lo inconsciente que estaba en ese momento y lo útil que sería tener un mentor que pudiera canalizar mis energías hacia metas más apropiadas.

Es difícil hacer gráficos en la oscuridad

La oscuridad es la situación más próxima a la ceguera, pero no es lo mismo. La ceguera es mejor que la oscuridad porque nos acostumbramos a la nueva situación y los sentidos residuales se refinan. Para un diseñador gráfico como yo, acostumbrarse a la nueva situación era un gran reto. Las habilidades de los programadores no se habían visto comprometidas y la creatividad seguía siendo como antes. Por suerte, la tecnología nos puso el pie, incluso en este caso. Pero los gráficos se volvieron fuera de los límites.
A mediados de 1996 me inscribí en Unión Italiana de Ciegos. Allí me presentaron una nueva forma de utilizar un ordenador: gracias a una síntesis vocal volví a la programación en Assembly y Pascal.
Para mi decepción, también me animaron a inscribirme en un curso para operadores de centralitas telefónicas en el Movimiento Apostólico des Ciegos de Siracusa, lo que me habría permitido inscribirme en el registro nacional y trabajar como operador de centralitas ciegos. Si hubiera sido más consciente me habría negado a hacerlo de inmediato, pero permíteme una cierta desorientación que sentí en ese período bastante difícil.
En 1997, en una revista de tifoinformática de Asociación de Personas con Discapacidades Visuales, se publicó un software utilitario para la gestión de un CD-Rom y Cd-Audio, que inicialmente había programado para mí mismo. Al mismo tiempo estaba escribiendo software de manipulación de audio, dada la inaccesibilidad del software que usaba cuando tenía la vista, y estaba haciendo experimentos de síntesis de voz con mi voz.
Cada vez más y más usuarios usaban mi software. En la página Descargas de este sitio encontrará el software MS-DOS que ha publicado. En su lugar, todas las demás carpetas con todos los otros software pequeños y grandes, en Assembly y Pascal, todavía los tengo aquí.
En el año 2000, con la ayuda de Jaws, un lector de pantalla, volví a entrar en Windows, esta vez ciego. Llevaba un año usando Internet, especialmente el correo electrónico y los grupos de noticias, y me había convertido en un lector voraz de libros de ficción.
En ese año creé y fundé un club literario para la conversión de papel a digital y el intercambio de libros digitales llamado Mail Books X-Change. En septiembre de 2000 publiqué mi primer software Windows: un catálogo de libros, funcional al club. Lo programo en Delphi, uno de los Lenguajes que todavía utilizo.

Hola que Aburrimiento

Giuseppe de pie (24 febrero 2013)

El estudio inicial necesario para entender su estructura y funcionamiento comenzó de nuevo con el sistema operativo Windows. La experiencia de los sistemas operativos que usé y conocí anteriormente fue muy útil. Desarrollé cosas tan pequeñas y con ellas tenía mi conocimiento de ese sistema operativo. Transformar mi formación de programación procedimental a programación de objetos no fue muy difícil.
En febrero de 2001 fui contratado como operador telefónico en AUSL No. 8 en Siracusa, sirviendo en el hospital de Avola. Mientras tanto, la relación con la Unión de Ciegos de Siracusa estaba siendo destruida. Continué comprando y leyendo libros, escaneándolos con un escáner y corrigiéndolos con mi propio editor de texto con la función de corrección ortográfica, que había hecho para MS-DOS en 1998 (Scan Text).
¿Por qué corres tanto Giuseppe? Porque es el tiempo que corre rápido y no me puedo hacer distancia.
El trabajo del operador de la centralita era bastante aburrido, con todo el respeto para los que lo hacen con satisfacción. En cierto modo, tener un sueldo que estaba frenando mi creatividad me molestó mucho, y sigue haciéndolo hoy en día. Quien conoce una Administración Pública, y en general los lugares de trabajo con personal muy heterogéneo, puede imaginarme cómo me sentí como si perdiera el tiempo allí dentro.
Duró seis años, y fueron los seis años más inútiles de mi vida. Intenté proponer mis habilidades allí, pero debido a mi ceguera no me consideraron realmente. La capacidad computacional de mi pensamiento me llevó a analizar los problemas que se me presentaban y proponer soluciones fáciles de adoptar, pero no era un terreno fértil para plantar semillas.
¿Su meta es un salario? Entonces una Administración Pública es su entorno ideal. ¿Quieres crecer profesionalmente? Entonces vaya a otro lugar. <
Me doy cuenta de que no puedo trabajar en grupos cuando el grupo casi no tiene iniciativa. A diferencia de cuando yo estaba en la televisión, donde había un grupo de personas que realmente trabajaban con pasión y a pesar de las dificultades que tenían para sacar lo mejor de todo. A veces me dicen que sé exprimir el agua de las piedras, pero me doy cuenta que exprimirlo de los nabos se vuelve realmente difícil.
A mediados de agosto de 2007, terminé mi relación laboral permanente con ese organismo público, y fue una gran liberación. Renuncia, con amplia antelación, y el mundo vuelve a un mejor lugar para vivir.
Me faltaban gráficos y videojuegos -aún hoy me siento nostálgico-, pero en cierto modo crecí informaticamente. En 2002 abrí este dominio (DIGRANDE.IT), en el que publiqué todo el software que había hecho, y los que seguí haciendo para Windows.
En 2004 publiqué una versión muy primitiva de Biblos, el software que se convertiría en mi profesión. Era un editor de texto similar a Scan Text, el software MS-DOS, que me ayudó a corregir los libros que todavía estaba escaneando y leyendo. Además, he desarrollado otro software pequeño.
Cualquiera que piense que usted va a convertirse en programadores en pocos meses o años, leyendo un libro de programación, está completamente fuera de su camino. Ser programadores significa ante todo dar forma a la mente para pensar de otra manera y tener otras estructuras. ¿Estás dispuesto a abandonar tu forma de pensar sobre la realidad? muy difícil como adulto, si no imposible. La programación es ante todo arte y los programadores hay muy pocos.
Todo lo que desarrollé en aquellos años -incluso las cosas más insignificantes- era funcional a una cosa: aprender todos los secretos de Windows y dominar perfectamente la programación de objetos.

Hacer el comerciante no es mi trabajo

Giuseppe cerca de la impresora Braille (24 febrero 2013)

Me liberé de esa pelota en el pie - la centralita - intensificé el desarrollo de algún software. realmente impresionante el número de software que vas a sacar en dos meses: estaba liberando la creatividad de todas las neuronas. Luego volví a centrarme en Biblos, y de hecho a finales de octubre de 2007 tuve la brillante idea de... trastornar la manera de imprimir en braille.
> Le pregunté a un amigo qué le parecía la idea de añadir la funcionalidad de la impresión en Braille en Biblos. Me contestó que ya había algún software para imprimir en braille y que yo sólo habría perdido el tiempo.
Seguro de mi idea, a finales de octubre de 2007 empecé a desarrollar la prensa en Braille de Biblos. De hecho, después de unas semanas, Biblos imprimía en braille, aunque de forma rudimentaria. Pero toda la fuerza de mi idea era evidente. La impresión Braille de Biblos en Braille era tan abrumadoramente natural que sólo las personas ciegas (metafóricamente) podían ignorarlo. De hecho, algunas personas ciegas altamente citadas resolvieron el problema de Biblos suficientemente. Otros fueron secuestrados, porque era evidente que Biblos revolucionó la forma en que imprimían el braille.
La impresión en Braille en Biblos es una de las mejores soluciones disponibles en el mercado mundial para este tipo de software. El desarrollo del sistema Braille en Biblos continúa hasta el día de hoy. En el siguiente enlace puede leer más sobre Biblos.
Era enero de 2008 y no recuerdo nada en absoluto si hacía frío. Sólo recuerdo que oficialmente fundé mi actividad profesional, que era todo sobre Biblos. En febrero empecé a comercializar la versión 1.0, la primera versión shareware de Biblos. Las iniciativas y actualizaciones se sucedieron sin interrupción.
A finales de 2008 publiqué Biblos 1.1, la segunda versión, donde integré el sistema braille.
En junio de 2009 publiqué Biblos 2, donde introduje una característica única para las personas ciegas de todo el mundo: los gráficos táctiles. Nunca antes una persona ciega había dibujado una carta táctil de forma independiente. Diseñé un sistema que permitía a los ciegos dibujar gráficas usando un lenguaje descriptivo hecho de instrucciones vectoriales.
Para estimular la curiosidad y la creación de gráficos, en 2010 empecé a producir cuadernos táctiles de varios tipos. Hubo muchas peticiones para este material, aunque la forma en que presenté esos cuadernos era un poco demasiado artesanal. Mi objetivo era estimular a la gente a hacerlo por sí misma, usando Biblos. También escribí dos cuentos de hadas, que imprimí en braille y me vendí.
En 2011, Biblos fue incluido en todas las impresoras Index Braille vendidas en Italia. El distribuidor italiano de esas impresoras firmó un contrato conmigo, con el que acordamos incluir una licencia para utilizar Biblos en todas las impresoras.
En 2012, Biblos 3 publica, continuando con la mejora del sistema de impresión braille, la producción de gráficos táctiles y todo el resto del software. Biblos fue adoptado por algunas imprentas menores que lo utilizaron para la producción de libros en braille.
En 2013, cerré mi negocio por la sencilla razón de que ya no iba a estar detrás de los excedentes fiscales, el contable y todo el resto del marketing que me distrajo del desarrollo de software puro. Biblos, sin embargo, continué desarrollándolo. De hecho, pasé un año, 2014, tomando un aparente descanso.
El 15 de junio de 2015, Biblos 4 publica, y fue una vez más una revolución, porque era completamente gratis. Mi cruz es la que yo contraste con alguien en cada cosa que hago. Esta vez me "alié" para vender software en competencia con Biblos, ya que Biblos era considerado de facto el mejor - al menos en Italia - y era libre.

El presente está en mis manos

En esta historia omito deliberadamente todas las situaciones menores en las que estuve involucrado, como la participación en 2016 en el grupo +Ability del Politecnico di Milano para el desarrollo de una impresora braille de bajo coste, lo que fue una verdadera decepción. Mi amigo Ivano me diría que debería poder vender mejor mis habilidades, y tiene razón. En cualquier caso, lo que sé hacer crece día a día.
En junio de 2017 distribuí Biblos 5, la nueva versión de mi software. En uno de los párrafos anteriores escribí que hacer gráficos en la oscuridad es difícil. Dejé ese margen de oportunidad porque el entorno gráfico táctil y el lenguaje gráfico táctil - joyas reales - los creé yo mismo. En Biblos 5 he hecho posible dibujar cartas táctiles con el ratón. Fue un gran reto, sólo porque no veo la pantalla, pero esta vez lo volví a hacer. Sin embargo, Biblos 5 se está convirtiendo y pronto presentará nuevas sorpresas.
Lo que me depara el futuro no se puede prever. Sin embargo, puedo intentar diseñarlo, tratando de modelarlo según mis deseos. Hoy estoy pensando en una serie de proyectos, anticipándome a lo que ocurrirá en los próximos años, pero realmente soy un gigante para poder ocuparme de ellos por mi cuenta. De hecho, yo diría que ha llegado el momento de volver tarde a la agrupación y desarrollar un sueño. Un grupo, sin embargo, significa encontrar personas que puedan trabajar en sinergia y que tengan habilidades sólidas: es muy difícil, también porque el lugar donde vivo no se llama Avola Valley. Por otro lado, estoy tratando de combinar mis habilidades informáticas con el respeto que tengo por la naturaleza, cosechar los frutos de forma natural sin acosar a la tierra con pesticidas y otros productos nocivos. ¿Lo haré yo? No sé cómo decirlo. Sé que el comportamiento humano puede ser optimizado, en términos de respeto y ahorro de recursos del sistema, como se hace con los ciclos de una rutina en Assembly.

Arquitecturas Hardware y Lenguajes de Programación utilizados

Arquitecturas Hardware

Lenguajes de Programación


Biblos en Blogger    Biblos en Wordpress    Condiciones y Privacidad

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+